EL ULTIMO DE MI ESTIRPE

En mi condición de hombre de mundo, uno ha vivido multitud de anécdotas, experiencias, situaciones... Pero lo vivido en mi última despedida de soltero a la que fui invitado, fue el "acabose". 

Uno cuando acude a estos eventos, espera que sea una fiesta de las de dormir en comisaría (en mi pueblo, para una noche redonda que todo sale bien, se utiliza ese término); o sea, buena cena, copas y buscar un sitio donde abunden bellas elfas cargadas de curvas.

Los componentes de este periplo: todos cuarentones con barriga y calvas pronunciadas, menos un servidor que todavía cotiza en el mercado de valores (y no tengo abuela). Todo transcurría bien, como debía ser: Espectacular cena en un asador donde nos tratan como a reyes, en las que el vino no faltaba, chistes de hombres (ya saben ustedes) y alguna indecencia que alguno quiso contar. Cenamos como reyes y, mientras estábamos organizando el siguiente destino, empezaron a aparecer los teléfonos móviles sobre la mesa.  Tanto despliegue tecnológico empezó a mosquearme. Mi mente perturbada y viciosa, vaticinó que llegarían algunas damas y que se quería inmortalizar ese momento. Nada más lejos de la realidad...

"Pepito" por no llamarle "el sometido", empezó a mandar "whatsapp" a su santa. Esta le indicaba que a ver lo que iba a hacer, que nada de fulanas y mucho menos de llegar con olor a tabaco y alcohol a casa". 

"Paquito" al revés; que si te echo de menos churri, que estos son unos aburridos y que cuando me tome la primera copa me voy a casa (no dice que su santa, si llega mas tarde de la una de la madrugada, echa el cerrojo y le toca dormir en el coche).

"Juanito" es caso aparte. Él desde el principio dijo claramente que cenaba y para casa. Que a su mujer no le gusta que salga con los amigos porque le llevamos por la mala vida, pero la muy pendeja se va todos los viernes con sus amigas (y éste que les habla la ha visto también en compañías masculinas).

Sólo faltaba "Carlitos" y este servidor.  Nos miramos y veo que me retira la vista rápidamente y cambia de conversación.  

Entonces me encabrono, por no decir otra cosa, y les llamo calzonazos, huevones, sometidos, sin personalidad, etc, etc, etc, y que no se por qué crearon un grupo de whatsaap en donde sólo sugerían cantidad de guarradas que se iban a acometer esa noche, que íbamos a quemar no se cuantos garitos, y que seguro que dormíamos en algún calabozo... Vamos, que sería la noche de nuestras vidas...



Al final, acabamos la cena y con los chupitos propuse un brindis... "por vuestras respectivas, porque son las que llevan los pantalones en vuestras casas".  Cogí mi chaqueta y me largué. 

Llamé por teléfono a un amiguete que es relaciones publicas en un lugar de la noche madrileña y acudí a verle y a tomar unas copas. Allí estaban también un grupo de conocidos, con unas cuantas "titis" de rigor.  Copas, algún bailoteo, risas, que si nos vamos a tu casa o a la mía (a la mía imposible que está mi parienta).  Total, que esto sí fue una buena noche....

A las 6 de la madrugada, regresé a casa y la que te cuento estaba, escopeta y perro en la puerta, esperando en posición de puesto de caza, como si fuera a aparecer un venado, un jabalí o que se yo...  Uno que es hombre de mundo y habido en poner caras para todo, fruncí el ceño y solté: "Vaya noche de mierda cariño... Con estos que se van a casar, no se puede ir a ningún lado, solo quieren putas y sitios de mala muerte....." La pobre, al ver que no presentaba signos de embriaguez, ni que se me trababa la lengua, ni nada que la hiciera sospechar, me dice: "anda pasa que te preparo el desayuno, y ya que estamos despiertos....."

Por algo soy la última estirpe del macho ibérico.

14 comentarios:

  1. Jejeje hermano que morro tienes.Te Quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te voy a contar a ti.. pero no digas nada que me despiden. Beso hermanita.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Una santa.... Hay si yo contara... Besos y muchas gracias.

      Eliminar
  3. Jajajaja, muy bueno! Y muy parecía a la realidad de la vida en México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que amigo Xavier Mexico y España tiene una cultura muy parecida. Machos machos sólo quedamos tú y yo. Abrazo inmenso.

      Eliminar
  4. Ja, ja muy bueno nosotras lo hubieramos pasado genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo información de primerísima mano de lo que que hacéis en vuetras despedidas... Recuerda, soy un hombre de mundo y curtido en mil batallas... y si alguna vez me deja la jefe de este lugar, lo comentaré.. Un beso y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias. Que gente de Jaen se pase por aquí es todo un honor. Besotes.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias por tu tiempo, amiga. Besito grande en EL ULTIMO DE MI ESTIRPE

      Eliminar
  7. jajajajaja, muy buenoooo. Se nota que eres hombre de mundo. Solo espero que tu parienta no sepa de este blog, si no la has cagado. Deberías hacer un curso de estos de verano en alguna universidad (en la complutense por poner un ejemplo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tuviera tiempo lo haría amigo. Un abrazo grande

      Eliminar